Cáritas, comunicado noviembre

Click en el cartel para agrandarlo

Este primer domingo de Noviembre, se cumplen 10 años de la creación del Signo Permanente de Solidaridad, aprobado en la IV Asamblea de Cáritas Diocesana en el año 2002, el cual fue impulsado más tarde por nuestro Obispo D. Antonio Algora y destinado a la sensibilización de la sociedad y de la propia Iglesia, sobre los proyectos diocesanos de trabajo con los más excluidos, como Sin Hogar y Droga.

Por este motivo desde Cáritas, queremos hacer llegar a toda la comunidad cristiana, que en estos momentos difíciles, además de seguir apoyando y trabajando con las personas que viven en nuestra localidad, a través de la acogida o de talleres, no podemos olvidar a los más empobrecidos y excluidos de la sociedad, a los últimos de los últimos, como es el caso de las personas sin hogar o de las personas drogodependientes.

Así, este Signo Permanente de Solidaridad viene a recordarnos que la Comunicación Cristiana de Bienes no es algo opcional en la vida de las comunidades cristianas; y por ello la colecta de este primer domingo será destinada a sufragar los gastos de mantenimiento de la Casa de Abraham en Daimiel y del Centro Siloé de Ciudad Real, resaltando que contamos con escasa financiación de la administración pública para el Programa de Droga.

Recordar que la Casa Abraham acoge a personas que viven en la calle, pero quieren cambiar su situación. El equipo en este centro, consta de 28 voluntarios y 10 trabajadores que buscan ser compañeros de un camino que les lleve a la incorporación en la sociedad como ciudadanos de pleno derecho. Durante 2011 se atendieron a 37 personas en este centro y a un total 2.592 personas desde todo el Programa de Atención a Personas Sin Hogar.

Por otra parte, el Centro Siloé acompaña a personas con problemas de drogadicción que no tienen otros recursos a los que acudir y que aquí encuentran un espacio donde un equipo de 45 voluntarios y 13 trabajadores, acompañan las vidas rotas de tantas personas enfermas y deterioradas por la droga, ayudándoles a recobrar su dignidad como personas. En 2011 fueron 528 las personas acompañadas desde este centro.

Desde Cáritas hoy queremos recordaros que el Señor nos envía a transmitir su esperanza en estos tiempos tan difíciles. Ojalá y todos los cristianos seamos capaces de sostener a nuestros hermanos más empobrecidos.

Adjuntamos la cuña de radio que han elaborado los compañeros de la Cáritas Diocesana de Burgos para el día de las personas sin hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*