Celebramos el fin de curso visitando a María

fin-de-curso-6fin-de-curso-1fin-de-curso-2fin-de-curso-3fin-de-curso-4fin-de-curso-5

El pasado viernes día 7, celebramos todos los chicos y chicas que hemos tomado la Primera Comunión, una fiesta.

D. Antonio nos propuso, además de divertirnos, dar gracias por esta celebración visitando a María, la madre de Jesús.

Cuando nos dijeron que la visitaríamos en su casa, pensamos que era una broma; hasta que caímos en la cuenta que María tiene una casa en Tomelloso, y está en Pinilla.

Nos fuimos caminando; fue una buena idea para pasar más tiempo juntos: contándonos cosas, cantando y jugando por el camino. Las catequistas nos enseñaron un juego de su infancia, ”El pasemisí”.

Luego llegamos a una cuesta, y ahí hicimos un largo puente todos en fila e íbamos pasando por debajo de los demás a gatas. ¡Qué risa!

Por fin, y aunque algo cansados, llegamos a Pinilla. Después de cantar algunas canciones en la entrada de la ermita, ¡Oh, sorpresa!, nos recibió María y nos invitó a pasar. Nos agradeció la visita y nos felicitó por haber participado en catequesis estos dos años, conociendo mejor a su hijo Jesús. Nos contó con alegría y, también, con nostalgia todo lo que con Él vivió.

Terminamos todos rezando, cantando y besando la medalla de la Virgen de las Viñas, que es como en este pueblo llamamos a María.

Y cómo no, terminamos con una buena merienda que nos prepararon las madres, que también nos acompañaron.

Nos despedimos todos con el compromiso de seguir conociendo a Jesús el próximo curso

¡Feliz Verano!

El pasado viernes día 7, celebramos todos los chicos y chicas que hemos tomado la Primera Comunión, una fiesta.
D. Antonio nos propuso, además de divertirnos, dar gracias por esta celebración visitando a María, la madre de Jesús.
Cuando nos dijeron que la visitaríamos en su casa, pensamos que era una broma; hasta que caímos en la cuenta que María tiene una casa en Tomelloso, y está en Pinilla.
Nos fuimos caminando; fue una buena idea para  pasar más tiempo juntos: contándonos cosas, cantando y jugando por el camino. Las catequistas nos enseñaron un juego de su infancia, ”El pasemisí”.
Luego llegamos a una cuesta, y ahí hicimos un largo puente todos en fila e íbamos pasando por debajo de los demás a gatas. ¡Qué risa!
Por fin, y aunque algo cansados, llegamos a Pinilla. Después de cantar algunas canciones en la entrada de la ermita,  ¡Oh, sorpresa!, nos recibió María y nos invitó a pasar. Nos agradeció la visita y nos felicitó por haber participado en catequesis estos dos años, conociendo mejor a su hijo Jesús. Nos contó con alegría y, también, con nostalgia todo lo que con Él vivió.
Terminamos todos rezando, cantando y besando la medalla de la Virgen de las Viñas, que es como en este pueblo llamamos a María.
Y cómo no, terminamos con una buena merienda que nos prepararon las madres, que también nos acompañaron.
Nos despedimos todos con el compromiso de seguir conociendo a Jesús el próximo curso
¡Feliz Verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*