Un verano con Dios

El verano siempre es un tiempo diferente en el que parece que todo se para con el calor y los días largos de luz. Incluso parece que Dios se para, que la Eucaristía dominical no es necesaria, porque El Dios de Jesucristo se ha ido de vacaciones.

Pero nuestro Dios es un Dios de la Historia y de las historias personales. ÉL SALE A NUESTRO ENCUENTRO EN NUESTRAS HISTORIAS PERSONALES.

Estos días estamos viviendo muchas historias personales de aquellos que se atreven a salir de la rutina y de la apatía veraniega.

Damos gracias a Dios por aquellos que se han lanzado a la aventura del camino de Santiago con AFAS del 1 al 7 de Julio, tenemos muy presentes a los niños y monitores de nuestras parroquias que estos días están de campamentos en la Mata (Guardamar) y pedimos la semana que viene por los adolescentes de nuestras parroquias que saldrán de campamentos y por los jóvenes que vienen de Barcelona y Pamplona a hacer un campo de trabajo a Tomelloso acompañando a niños y a los Ancianos del “Asilo”.

Ojala que sean experiencias en las que Dios toque las vidas de todas estas personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*